Interpretar la poesía: encontrar la justeza del tono

octubre 12, 2014 § Deja un comentario

La interpretación de la poesía debería tomar en cuenta por lo menos el cambio sufrido por la reacción poética y ajustarse a ella redescubriendo para cada poema el tono que le es propio, tanto en la poesía del pasado como en la moderna y viva. Lo propio de nuestro tiempo, con el rechazo de la actitud tradicional que hacía del poeta un artesano, de talento genial, si se quiere, pero atento solo a la aplicación de un oficio de orden musical, o, más recientemente, un intérprete de las sublimidades del corazón humano, o, ayer mismo un inventor de exquisiteces, y con la descalificación del malentendido que hoy lo pone en situación de profeta, vidente o sicofante, acaso sea la sustitución del canto de la poesía por la voz natural del poeta, la afirmación de un nuevo sentido de realidad para la expresión poética, distinto de la afectación de actitudes y tonos en que se obstinan aún tantos poetas actuales, especialmente allí donde pueden ellos confiar todavía en una resonancia social basada en la posición de voz pública que, por inercia o por mala conciencia, sigue la sociedad atribuyéndoles, o, por desprecio, no les niega cuando ellos la reclaman. El canto del poeta parece deber aproximarse cada vez más, sin embargo, en todas partes, al habla humana reflexiva y atenta a identificarse con las demás voces humanas; cada vez más se acentúa en la poesía el tránsito de la monodia al monólogo.

El tono justo será, desde este punto de vista, el tono de la experiencia real, el de las relaciones humanas reales, el de las actitudes del hombre viviente realmente en un mundo que él conoce y que se conoce, aunque no se lo formule, por todos; que se conoce aunque solo sea por la soledad de todos. No es preciso, pues, que el mundo de la consideración del poeta sea un mundo público o de experiencias y sentimientos comunes y compartidos; más bien, a lo que parece, será todo lo contrario: será el mundo de las experiencias de cada uno dentro de la realidad de todos. La justeza del tono consistirá en la adaptación de la voz a la realidad de su experiencia, en la realización de su voz como voz efectiva en el mundo, como voz de la experiencia del mundo.

Joan Ferraté

La operación de leer, Barcelona, Seix Barral, 1962

la-operacion-de-leer-juan-ferrate-9258-MLM20013205117_112013-F

Etiquetado:,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Interpretar la poesía: encontrar la justeza del tono en Aula poemática.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: