TAXI DRIVER

julio 29, 2010 § Deja un comentario

La soledad se llama Travis,
y viaja en uno de esos taxis amarillos de Nueva Cork;
si tienes suerte, tal vez pueda conducirte a cualquier rincón
de la ciudad, donde las ratas aún no hayan llegado.


Todas las noches, mientras el odio de la ciudad
lo apresa en su taxi, atraviesa su propio infierno
para ver a esa prostituta menor de edad que le vuelve loco.


El ángel protector vuela toda la noche por dinero,
pero el taxista purificador ha decidido acabar ya con la escoria.


Es curioso, pero, mientras el taxista aniquila Sodoma,
mientras tanto, alguien, al otro lado,
se enamora de Jodie Foster… e intenta asesinar a Reagan.


Pobre Travis, pobre Hinkley, pobre América.

Daniel GARCÍA FLORINDO
Amanecer en Pennsylvania,
Cuadernos de Sandua, 2001

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo TAXI DRIVER en Aula poemática.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: